Astronaútica __ Curiosidades __

 

EL BARSA EN LA NASA, 10 AGOSTO 2006

 

Insólito, un equipo de fútbol tan popular como el FC Barcelona visitando la sede de la NASA en Houston. Y es que la Astronútica atrae a todos.

 

DETALLE NOTICIA MUNDO DEPORTIVO, 10 AGOSTO 2006:

El FC Barcelona dio ayer otro paso de gigante al convertirse en el primer club de fútbol que entra en contacto con una estación espacial internacional. Frank Rijkaard, acompañado por los capitanes de la plantilla, dialogó con los tripulantes de la expedición número 19 de la estación, en un momento histórico que los demás miembros de la delegación azulgrana siguieron desde la sala contigua al centro de control reservado a los VIP's. El grupo barcelonista, deportivo e institucional, visitó en la tarde del martes las instalaciones del Lyndon B. Johnson Space Center, donde fueron recibidos por Rick Labrode, Director de Vuelos de la NASA.

Labrode recibió a los componentes de la expedición barcelonista en el 'Mission Control', centro de mando desde el que se controlan todos los vuelos de la NASA y que está en funcionamiento las 24 horas del día. Los especialistas que rigen los mandos del control trabajan en tres turnos de nueve horas (hay una hora entre turno y turno en el que se trasvasa toda la información). La videoconferencia, el momento estelar de la visita a la NASA, tuvo lugar a partir de las 15.06 (las diez y diez de la noche en Barcelona). La estación espacial acababa de sobrevolar el Estrecho de Magallanes, en la punta sur de América, y se dirigía hacia la costa noroccidental de África siguiendo su órbita prevista cuando fue posible la conexión en directo a través del vídeo.

La estación espacial tarda 90 minutos en dar una vuelta completa a la Tierra, y en cada órbita alrededor del planeta hay una ventana de diez minutos en la que es posible establecer conexión visual con los tripulantes. Ayer coincidía con la hora de descanso de las astronautas, que dieron su consentimiento a hablar con Frank Rijkaard. La velocidad de vuelo de la nave es de 17.500 millas por hora (unos 25.000 kilómetros/hora) y tarda 16 minutos en recorrer la distancia existente entre Houston y el centro de Francia.

A las 15.06, Rijkaard y los capitanes (y también el resto de la expedición azulgrana, que seguía los acontecimientos desde la sala reservada a los VIP's detrás del centro del control, una sala reservada a autoridades como jefes de estado) entraron en contacto visual con los astronautas Jeff Williams (EEUU) y Thomas Reiter (Alemania) y el cosmonauta ruso Pavel Vinogradov y Thomas Reiter. La conexión duró unos 10 minutos, tal como estaba previsto.

Rijkaard entabló una distendida charla con los astronautas, mientras Puyol, Ronaldinho y Xavi gesticulaban, sonrientes, y saludaban a los hombres del espacio. Rijkaard elogió el trabajo de los astronautas y hubo intercambio de regalos. Reiter incluso se atrevió con una chilena con gravedad cero en un espacio muy reducido en la nave. El Barça entregó camisetas con los nombres de los astronautas y la NASA. El astronauta norteamericano es un fanático del 'soccer', mientras el alemán se lamentó de no haber estado en su país para seguir Mundial.

Regalos conmemorativos

La NASA, por su parte, entregó al Barça una composición formada por un trozo de la bandera española que ha estado en el espacio, una fotografía del área de Barcelona tomada desde la estación por la expedición número 9, con una dedicatoria del director de la NASA: "Esta bandera ha estado en el espacio hasta el 17 de julio de 2006. Al FC Barcelona con motivo de su visita al Lyndon B. Johnson Space Center. (Firmado:) Michael C. Cotas, director de la NASA".

Posteriormente, la delegación azulgrana visitó el antiguo 'Mission Control' de la 'era Apolo, la sala que estuvo en funcionamiento desde junio de 1964 hasta julio de 1995 y desde el que se controló la histórica llegada del Apolo XI a la Luna, el 20 de julio de1969. "Houston, el Águila ha aterrizado", fueron ese día las históricas palabras, junto con las de Neil Armstrong: "Un pequeño paso para mí, un paso gigantesco para la humanidad", dijo el primer astronauta que pisó el satélite de la Tierra.

Ha habido desde ese centro de control histórico 113 misiones. Es, también, la sala de control que se ha recreado en tantas películas de temática espacial, como 'Apolo XIII', que explica la historia de una expedición especialmente gafada y que tiene a Tom Hanks como protagonista. Fue la expedición que creó la no menos histórica frase: "Houston, tenemos un problema". La película, sin embargo, no se filmó ahí sino en un estudio que recreaba la sala.

Ahora, se utiliza como museo y los visitantes pueden sentarse, desde la sala de observación, en las mismas butacas en las que en su día reposaron Lyndon Jonson, Bill Clinton, George Bush o la Reina Isabel. La plantilla azulgrana visitó ese viejo 'Mission Control', en cuyas paredes cuelgan logotipos de cada una de las misiones, que son colgados por el mejor tripulante de cada misión (a modo de MVP, paralelismo que el propio 'Flight Director' (director de Vuelos), Rick Labrode, empleó en su exposición.

Eto'o preguntó si había habido algún astronauta africano en toda la historia, a lo que Labrode respondió que no, pero no porque haya alguna norma que lo impida sino porque no ha sido así. Xavier Sala i Martín, presidente de la Comisión gestora, le regaló una placa conmemorativa, escrita en inglés, y una camiseta del Barça con el nombre 'NASA' a la espalda. Labrode comentó que "Rijkaard ha hecho un buen trabajo. Normalmente la gente se pone nerviosa, pero él ha estado muy bien. Creo que puedo buscarle trabajo aquí". Hubo grandes aplausos. La tripulación de la expedición número 13 de la estación espacial se dedica a hacer experimentos con medicinas en gravedad cero. La misión despegó en abril de 2006 de Baikonur (Kazakhstan). Antes de dirigirse al entrenamiento de la tarde, la delegación visitó el edificio número 9, en el que se muestran naves espaciales y los simuladores de gravedad cero para preparar a los astronautas.